Leyendas de Sirenas

En general las criaturas mitológicas son seres misteriosos que crean expectación y curiosidad, y hacen volar la imaginación en las personas.

Aún en la actualidad algunos se preguntan si estos existieron en el pasado. Unas de las criaturas más fascinantes son las sirenas, de las cuales hemos escuchado diversas leyendas, al tiempo que hemos observado películas y todo tipo de producciones referentes a ellas.

Han sido representadas de múltiples formas, hay quienes las describen como mujeres mitad humana y mitad pez, otros hacen mención a las mujeres pájaros, seres bellísimos, con voz hermosa, sin embargo, también encontramos sirenas monstruosas, que causan terror, y otras lujuriosas, engañosas y hambrientas.

Leyendas de Sirenas

De tal forma que hay leyendas de Sirenas para todos los gustos, así como imágenes y elementos con estas figuras que llaman la atención a más de uno.

Leyendas más conocidas sobre Sirenas

Las versiones más conocidas sobre este ser mitológico hacen referencia a que descienden de la musa de la tragedia llamada Melpómene quien tuvo relación con Aqueloo el Dios del río homónimo y a su vez primogénito de los dioses de río.

Otros dicen que Aqueloo es el padre de las sirenas, pero la madre es Estérope, la musa de la poesía y la danza.

Mientras que una tercera versión menciona a las sirenas como producto de la sangre que derramo Aqueloo durante su encuentro con Hércules.

Estas primeras leyendas de Sirenas también mencionan sus nombres, aunque hay alguna versión que difiere respecto a otras, los nombres más conocidos son los siguientes:

  • Agláope con un bello rostro
  • Telxinoe quien era el deleite del corazón
  • Ligeia una sirena con hermosura mortal

Historia real de las Leyendas de Sirenas

Las fechas de las que datan estas historias sobre sirenas provienen de los años 1000 AC, cuando se creó en Asiria la primera historia conocida hasta hoy, en la que según la leyenda Derceto ofendió a la diosa Venus quien la hizo enamorarse de un pastor en venganza; como producto de este amor nació una niña llamada Semíramis, futura diosa de Babilonia.

Sin embargo la misma Diosa Venus acabó con el amor, por lo que Derceto abandonó a Semíramis y mató al pastor, para luego suicidarse en el mar. Esto último no lo permitieron los dioses, haciendo que se le formara esta morfología de mujer-anfibia.

Otra de las leyendas de Sirenas muy famosa es la que aparece en el primer escrito sobre estos seres, el cual es creado por Homero, estamos hablando de la conocida Odisea.

Las Sirenas de Homero en la Odisea

En este famoso poema épico griego compuesto por 24 cantos, se mencionan a las Sirenas como seres que habitaban una antigua isla y que atraían a los navegantes con sus cantos y hermosas voces.

Según la historia Odiseo, también llamado Ulises, transita cerca de esta isla en su barco y reconoce a las Sirenas.

Para no ser tentado y atraído por ellas manda a su tripulación a taparse los oídos con cera para que no escuchen sus cantos, a la vez que pide ser atado al mástil de su embarcación.
Al realizar todo esto logra salir totalmente ileso de este peligro y seguir su camino.

Por otra parte las Sirenas que menciona Homero son mujeres pájaros y dicen que eran monstruosas mientras que las leyendas de sirenas que conocemos popularmente hoy en día son mujeres peces y además bellísimas.

Hay quienes cuestionan las intenciones reales de estos seres, pues dicen que ellas llamaban a los hombres para otorgarles conocimiento y placer, pero estos morían en la isla por agotamiento ante tanto éxtasis, en un ambiente que los hacían olvidar todo lo demás.

No obstante Ulises no cayó ante esto y las sirenas se sintieron fracasadas por lo que decidieron lanzarse al mar y morir ahogadas.

Uno de los cuerpos de estas sirenas fue arrastrado a la playa donde fue enterrado bajo un sepulcro, dando origen luego a un pueblo que llevaba su nombre Parténope, conocido hoy como Nápoles.

Cristobal Colón y las Sirenas

Pero no solo son estas dos leyendas de Sirenas las que se conocen, incluso Cristóbal Colón las nombra en su Diario de a bordo de viajes.

Específicamente en su primer viaje, el día 9 de Enero de 1493, afirma haber visto sirenas de verdad en el Nuevo Mundo cuando iba al Río del Oro.

Allí, él dice que pudo avistar tres sirenas saliendo del mar, pero que estas no eran tan hermosas como las representan, estas criaturas según Colón tenían cara de hombre. También hace mención a ellas durante su viaje a las costas de Guinea, en la costa de Mangueta (Manegueta).

Leyendas de sirenas hindúes

Y es que estas leyendas de Sirenas las podemos apreciar en cualquier cultura, un ejemplo de ello es la historia de las Nagás, conocidas como sirenas de la India.

Ahí se definen a estas criaturas como seres mitad humano y mitad serpiente de mar, con grandes escamas y ojos relucientes. En esta leyenda se dice que existen tres tipos de Nagás: las acuáticas, de color verde y que viven el lagos y pantanos, estas son tranquilas y solo atacan cuando se sienten amenazadas.

También están las guardianas, que combinan el color verde y el dorado, son de carácter noble pero fuerte, sin embargo pueden perdonar la vida de un enemigo dejándolo ir.
Por último vemos las Nagás espirituales, las cuales son de color rojizo y negro, estas son las más salvajes y despiadadas, atacando a cualquier ser que se les acerque. Los paraliza con su mirada y luego los asesina.

Otras leyendas

Si bien en la religión cristiana no se afirma que existen estos seres, la Biblia menciona algunos híbridos originarios de la mitología griega, entre ellos los Nefilim, una mezcla entre los ángeles caídos y las mujeres.

Mientras que los jesuitas las nombran al comparar sus cantos con la belleza de una mujer.
Como puedes observar las leyendas de Sirenas abarcan todos los aspectos de nuestras vidas, en todas las regiones y de todos sentidos, desde las historias de Homero, hasta las historias para niños como la Sirenita o las menciones de J.K. Rowling, estas criaturas forman parte de nuestras culturas y tal parece que seguirán siendo origen para otros relatos.

Si buscas más información sobre las sirenas puedes verla en Wikipedia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *