La Tlanchana

México es un País místico, con increíbles historias y por supuesto, grandes leyendas. Ellos tienen su propia criatura marina a la que llaman La Tlanchana.

Una criatura no humana que ha habitado esa región desde la antigüedad.Aprendamos un poco más sobre la leyenda de esta sirena.

La Tlanchana, la sirena de Metepec

Este ser mítico se aparecía en la zona de Metepec, donde seducía a los hombres, quienes se asombraban con tanta belleza. Hoy en día se le reconoce a este ser no humano, como una diosa.

El nombre de La Tlanchana proviene de tres voces del lenguaje náhuatl: atl, que significa “agua”; tonan, que es “madre” y chane, que quiere decir espíritu mágico.

La Tlanchana se aparecía en el estado mexicano de Metepec. Hoy en día, en esta zona, no hay ningún tipo de río ni costa, sin embargo hace miles de años en el lugar se contaban hasta 9 lagunas y algunos pantanos.

Allí se asentaron los Matlazincas, en lo que hoy es Nevado de Toluca y Río Lema. Esta tribu era conocida por ser pescadores natos, al tiempo que cazaban aves marinas.

El mito comienza cuando los pescadores comenzaron a observar a una señora que emergía de las lagunas. Ella venía a sentarse a la orilla de los lagos, totalmente desnuda, con collares y una corona, así como algunas otras joyas.

Esta mujer era bella, con una larga cabellera. Los hombres la veían en silencio bajo la luz de la luna, lo curioso es que ella no tenía piernas, en su lugar contaba con una larga cola de serpiente, con la que nadaba a través de las aguas.

Por lo general era de carácter fuerte y su cola de serpiente negra era símbolo de buenos augurios. Si quería, ella podía mutar y obtener un par de piernas para salir del lago y caminar a la aldea.

La Tlanchana esto lo hacía cuando conocía algún hombre que le atraía. Este hombre debía corresponderle en el amor, de lo contrario, adoptaba nuevamente su cola reptiliana y se llevaba al hombre a las profundidades de la laguna.

¿Cola de serpiente o de pez?

Con el pasar de los años y la llegada de nuevos grupos como los mexica y los españoles, se suscitaron algunos cambios con respecto a su historia.

La más significativa, fue al decir que esta criatura era diabólica y que en lugar de cola de serpiente, contaba con una de pez.
Por esta razón algunos hoy la consideran como la sirena de Metepec.

La tlanchanaEn la ciudad de Juárez se creó una estatua de barro en honor a este ser, aunque muchos desean que se reemplace su estructura colocándole una cola de serpiente, tal y como era ella originalmente.

Algunos han querido recuperar a La Tlanchana antigua, a la que ven como una diosa, y en sus hogares cuentan con pequeñas figuras con un diseño más original de la misma.
Mitad mujer, mitad serpiente.

Puedes ver mas información de sirenas aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *