La sirena de Guam

En el Pacífico Occidental se encuentra el Archipiélago de las Marianas, el cual está formado por diversas islas, la mayor de ellas es la Isla de Guam. Sin embargo ella solo cuenta con un aproximado de 30 millas de largo y unas 4 de ancho.

En esta pequeña gran isla se dice que habita la Sirena de Guam.
En el siguiente artículo hablaremos de lo que encierra esta historia en este territorio perteneciente a Estados Unidos.

La historia de una niña llamada Sirena

La isla de Guam es el territorio estadounidense más cercano a la península de corea, la misma cuenta con gran presencia militar, a la vez que sirve de base a la marina y a la aviación militar del país Norteamericano.
La población en este pequeño territorio alcanza los 200 mil habitantes aproximadamente, ellos son conocidos como los “chamorros”. De una antigua familia Chamorro se desprende la historia de la Sirena de Guam.
Según el relato, esta era una familia mágica que vivía en Hagata, una pequeña ciudad en la isla.
La sirena de Guam
Ellos tenían una niña llamada Sirena, a la cual le encantaba ir a nadar al río del pueblo.
Cierto día la madre de Sirena le pidió que llevará un recado a otro lugar al que ella no podía ir, porque debía estar con la abuela.
Sirena se fue, pero se entretuvo nuevamente en el río, así paso varias horas.

Mientras tanto, la mamá esperaba el regreso de su pequeña Sirena.
Al notar que tardaba, la madre supuso que estaba en el río, enojándose y con la magia en sus venas, promulgó palabras que cambiaron definitivamente a Sirena.
La frase de la mama fue: “¡Ya que Sirena ama el agua más que nada en el mundo, bien podría convertirse en pez!”
La abuela entendió el poder de aquel decreto y respondió: “Deja que la parte de ella que me pertenece permanezca humana.”

Inmediatamente el cuerpo de la niña en el río comenzó a cambiar, se había convertido en una Sirena.
La abuela sugirió ir a buscar a la niña después de aquellas poderosas palabras dichas por la madre. Al llegar, encontraron a la pequeña Sirena, trataron de revertir este hechizo pero nada resultó.
La niña se despidió tristemente de su familia y se fue por el río hasta llegar al océano.

Después de aquello, algunos marineros han llegado a afirmar que han visto a la Sirena de Guam.
Se han creado algunas versiones de esta leyenda que varían en ciertos datos, como por ejemplo la ciudad donde habitaban, así como también que la mamá se encontraba con la madrina, en lugar de estar con la abuela.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *